¿Qué habilidades personales poner en un Currículum?

Imagina que encuentras la oferta de empleo de tus sueños y estás preparando tu currículum para impresionar al/la responsable de recursos humanos. ¿Cómo demostrarás que eres el candidat@ idóneo para la vacante?

Aquí es donde entran en juego las habilidades personales, es decir, las destrezas y formas de actuar que hemos desarrollado a lo largo de nuestra vida. A través de tus aptitudes el reclutador sabrá quién eres y qué eres capaz de hacer. Por lo tanto, para conseguir que tu candidatura llame la atención debes tener claro qué habilidades personales poner en tu currículum y qué tipos de currículum te permitirán comunicarlas mejor.

En este artículo te contamos qué son exactamente las habilidades personales, en qué parte del currículum conviene incluirlas y cuáles son las más demandadas actualmente, dándote ejemplos para que puedas elegir las más adecuadas.

¿Qué son las habilidades personales?

A modo de resumen, las habilidades personales o soft skills (habilidades blandas) son las aptitudes sociales e interpersonales que tiene cada persona en particular y que pueden ser cruciales para desempeñar con éxito las tareas asociadas a un puesto de trabajo específico. Por lo tanto, son el mejor complemento para nuestra formación profesional, ya que la mayoría no las adquirimos con la formación sino que forman parte de nuestra personalidad.

Si deseas obtener un puesto de responsabilidad, añadir habilidades personales que demuestren aptitud de liderazgo en tu currículum puede tener aún más relevancia, ya que, como muestra un estudio de SHRM, los líderes con habilidades personales adecuadas pueden aumentar el desempeño de su equipo en un 30% y los responsables de recursos humanos lo saben.

Pero, ¿por qué son tan importantes? Vamos a poner un ejemplo. Es importante que un programador PHP sepa todos los secretos del lenguaje en el que se especializa, pero si es incapaz de trabajar en armonía con sus compañeros o terminar los proyectos a tiempo, pocas empresas querrán contratarle. Por eso, es importante mostrar a los reclutadores cuáles son tus soft skills.

Las habilidades personales en el CV han ido obteniendo cada vez más fuerza, hasta ser fundamentales para tomar decisiones de contratación. El 92% de los especialistas en reclutamiento afirman que las habilidades personales (o blandas) son igual o incluso más importantes que las habilidades duras. De hecho, se cree que el 90% de las malas decisiones de contratación, se deben a la falta de soft skills del candidato, según el informe de LinkedIn “Global Talent Trends”.

Sin embargo, no hay que confundir las habilidades blandas con las habilidades duras.

Diferencias entre habilidades duras y habilidades blandas

Las habilidades duras (hard skills) son aquellas que hemos ido adquiriendo a lo largo de nuestra trayectoria laboral. Son técnicas y están relacionadas con nuestra profesión, a diferencia de las habilidades blandas, que suelen ser innatas y, tal como hemos comentado, son una combinación de las habilidades sociales, interpersonales y de comunicación que tiene cada persona.

Para que se entienda mejor la diferencia, vamos a ponerte un ejemplo: Un ingeniero civil, cuando hable de sus capacidades, puede mencionar que tiene conocimientos en la planificación de plantas de tratamiento de residuos, en la formulación y evaluación de proyectos industriales, etc. Estas aptitudes son habilidades duras, ya que son aptitudes y conocimientos técnicos muy relacionados con su profesión y que ha aprendido formándose.

A la vez, el ingeniero civil también puede mencionar sus habilidades y competencias comunicativas, su pensamiento crítico, la capacidad de gestionar grandes proyectos, el liderazgo, etc. Estas serían las habilidades blandas o personales.

Cómo presentar tus habilidades personales en el curriculum vitae

A la hora de añadir tus habilidades personales en el currículum, puede que te surja la duda: ¿dónde añado las soft skills? A continuación te damos algunas ideas.

Sección de habilidades

Cuando estructures tu currículum, puedes añadir un apartado específico para las habilidades. En esta sección puedes mencionarlas sin entrar en detalles, por ejemplo, en forma de lista, o de manera más visual mostrando una puntuación junto a cada habilidad, por ejemplo, cuánto dominas cada soft skill del 1 al 5.

Sección del perfil profesional

Puedes incluir en tu currículum una breve descripción de tu trayectoria o tus objetivos profesionales que a la vez describa tus habilidades personales. Esta descripción, normalmente, se sitúa al principio del curriculum vitae, lo que se conoce como la sección del “perfil profesional”, y variará en función de tu experiencia y trayectoria profesional.

Si tienes una amplia experiencia te recomendamos hacer una descripción donde menciones tus habilidades y capacidades más destacadas en relación con tus logros y funciones que has desempeñado.

Si, por lo contrario, no tienes experiencia o tienes poca, puedes enfocar esta descripción en hablar de tus habilidades en relación con lo que puedes aportar a la empresa, teniendo en cuenta los requisitos del puesto ofertado.

Pongamos un ejemplo: Imagina que un Call Center está buscando a alguien con experiencia, grandes habilidades comunicativas para resolver problemas y empatía para ponerse en el lugar del cliente y buscar la mejor solución para este y la empresa. La descripción en el perfil profesional del currículum podría ser así:

Sección de experiencia laboral

Añadir las habilidades en este apartado puede ayudarte a la hora de demostrar que tus capacidades son reales. Si quieres incluirlas en la sección de tu experiencia, te recomendamos redactar las tareas más relevantes que has hecho relacionándolas con tus habilidades. Te aconsejamos que trates de cualificar tus logros con tus habilidades, para mostrarle al reclutador que realmente tienes estas soft skills.

Por ejemplo: Quieres presentar tu CV en una vacante de analista de datos y en la descripción del puesto de trabajo pone que necesitan una persona que sepa trabajar en equipo y que sepa gestionar grandes muestras de datos. Ya has trabajado anteriormente como analista de datos, por lo que en la sección de experiencia podrías poner:

Además de estas opciones, también es posible aprovechar la sección de formación académica para añadir habilidades personales que has desarrollado a lo largo de tu etapa como estudiante, aunque normalmente en este apartado suelen añadirse las habilidades técnicas, es decir las hard skills.

¿Cómo elegir las mejores habilidades personales para tu CV? (soft skills)

La clave para que tu currículum capte la atención es la personalización. Es importante que cada currículum se adapte al puesto de trabajo solicitado, por lo tanto, las habilidades que incluyas también deben adecuarse a la oferta. El 88% de los reclutadores considera importante que el currículum esté relacionado con el puesto de trabajo, según el informe “LinkedIn Global Recruiting Trends”.

Te recomendamos que leas cuidadosamente la descripción de la vacante e identifiques todas aquellas habilidades que la empresa solicita. Después, selecciona aquellas que coincidan con tu perfil y experiencia y añádelas a tu currículum.

Piensa que el reclutador quiere que la persona que se presente a la oferta tenga las habilidades esperadas de su sector profesional, además de las habilidades que aparezcan en la oferta. Por ejemplo, de alguien que quiera dedicarse al sector sanitario se espera empatía, inteligencia emocional y capacidad para escuchar y comunicar de manera asertiva.

Ahora puede que te estés preguntando cuáles son las habilidades personales más valoradas por los responsables de recursos humanos. ¡Veámoslo!

Las 14 habilidades personales más valoradas por los reclutadores

​​Aunque existan habilidades propias de cada especialidad y disciplina, esto no significa que no haya algunas de carácter genérico que puedan ayudarte a relanzar tu perfil profesional. ¿De cuáles estamos hablando? De acuerdo con los últimos informes de Linkedin y el World Economic Forum, de manera general, las habilidades más valoradas por los responsables de recursos humanos son:

  1. Escucha activa
  2. Adaptabilidad
  3. Comunicación
  4. Inteligencia emocional
  5. Innovación
  6. Trabajo en equipo
  7. Ética de trabajo
  8. Colaboración
  9. Creatividad y originalidad
  10. Persuasión
  11. Aprendizaje activo
  12. Resolución de problemas complejos
  13. Flexibilidad 
  14. Tolerancia al estrés

Creatividad, Persuasión, Colaboración, Adaptabilidad e Inteligencia Emocional ya estaban presentes en el Top 5 de habilidades de LinkedIn el año pasado.

En el caso de los perfiles junior, las habilidades blandas más buscadas varían un poco. Según la Asociación Nacional de Universidades y Empleadores, las habilidades más buscadas por los responsables de recursos humanos en los currículums de candidatos junior son principalmente: la resolución de problemas, el trabajo en equipos, la comunicación escrita y el liderazgo.

Más ejemplos de habilidades personales

Si no te sientes identificado con las habilidades que te hemos mostrado hasta ahora o crees que no son del todo relevantes para el puesto de empleo que buscas, a continuación te mostramos algunos ejemplos más de soft skills que puedes incluir en tu currículum. Recuerda que no se trata de poner todas las que te definan, sino de elegir las que encajan mejor con la vacante a la que te quieres presentar.

  1. Comunicación
  2. Confianza
  3. Resolución de conflictos
  4. Organización
  5. Comunicación oral y escrita
  6. Atención al detalle
  7. Administración del tiempo
  8. Empatía
  9. Pensamiento crítico
  10. Ética
  11. Responsabilidad
  12. Actitud positiva
  13. Tolerancia a la presión
  14. Asertividad
  15. Apertura de mente
  16. Paciencia
  17. Iniciativa 
  18. Relaciones interpersonales
  19. Comunicación asertiva
  20. Estabilidad
  21. Motivación
  22. Gestión del tiempo

Ahora que ya conoces en qué consisten las habilidades personales y sabes dónde añadirlas, toca empezar a añadirlas a tu currículum y carta de presentación para conseguir el trabajo que deseas. ¡A por todas!

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo con tu red!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp