Entrevista de trabajo en inglés: 6 trucos para superarla

¿Tienes una entrevista de trabajo en inglés y tienes dudas sobre cómo afrontarla? ¡Te ayudamos! Primero, tranquilízate y confía en tu capacidad. Si te han llamado para hacer una entrevista es porque les ha gustado tu currículum y tu perfil se ajusta a la vacante, por lo tanto, ya has pasado la primera fase del proceso de selección. 

Ten en cuenta que solo el 2% de los candidatos que solicitan un trabajo son seleccionados para asistir a una entrevista de trabajo, según el estudio “Job interview statistics” de Job Description Library, así que prepárate bien y echa un vistazo a los trucos que te proponemos.

Qué tener en cuenta para afrontar una entrevista de trabajo en inglés

Las entrevistas en inglés son cada vez más comunes, sobre todo si quieres trabajar en una multinacional. Estas pueden ser íntegramente en inglés o requerir que demuestres tu dominio del idioma solo en una parte de la entrevista. Dependerá de la empresa y el puesto al que quieras optar.

Las compañías suelen usar las entrevistas en inglés para asegurarse de que tu nivel coincide con el que mencionas en tu currículum y saber cómo te desenvuelves en este idioma. Por lo tanto, es tan importante lo que respondas como la forma en la que lo hagas, es decir, el vocabulario y expresiones que utilices a la hora de responder.

Tienes que ver la entrevista como una oportunidad de demostrar tus habilidades individuales y relacionarlas con lo que la empresa necesita.

Recuerda que durante la entrevista también es importante controlar la comunicación no verbal, ya que, según el estudio de Mehrabian y Ferris, solo el 7% del potencial de la comunicación recae en las palabras (lenguaje verbal). Ten en cuenta que el 55% de la comunicación recae en el lenguaje corporal y el 38% en el paraverbal o uso de la voz.

Tu lenguaje no verbal tiene que ser coherente con tu lenguaje verbal. Es probable que mientras prepares la entrevista te surjan dudas como: “¿Qué hago con las manos?” “¿Cómo debo sentarme?” “¿Y mi tono?”. Recuerda que es importante mantenerte en una postura segura y asertiva y usar un tono claro y potente, sobre todo porque estarás hablando en inglés y hay que cuidar la pronunciación. 

En las entrevistas, causar una buena primera impresión puede ser decisivo. Según el estudiopublicado en Journal Of Occupation and Organization Phychology, el 52% de los entrevistados deciden si contratar o no al entrevistado entre los 5 y 15 primeros minutos. Recuerda que la primera impresión se suele dar en solo 33 milisegundos, tal como demuestra un estudio de la Social Psychological and Personal Science Journal. 

La entrevista es igual o más importante que una buena carta de presentación y un curriculum vitae ganadorPor lo tanto, te recomendamos prepararte la entrevista cuanto antes y practicarla muchas veces. El 93% de los candidatos admite haber experimentado ansiedad por las entrevistas de trabajo, según el estudio “Job interview statistics”, así que cuanto más practiques, menos nervioso estarás.

Trucos para superar una entrevista en inglés

1. Prepararte las preguntas más frecuentes

Es importante que te prepares las preguntas comunes que se suelen hacer durante las entrevistas,para no ponerte nervioso y poder responder de manera directa y clara. 

Recuerda que las preguntas normalmente están relacionadas con tus habilidades, experiencias y estudios, por lo tanto, tú eres el experto, no el entrevistador. Tienes que estar segur@ de tus respuestas.

Una vez te hayas preparado todas las preguntas frecuentes, te sugerimos ensayar en voz alta y así practicar la pronunciación. Puedes practicar hasta que creas que ya estás listo, aunque no debes aprenderte un discurso, sino recordar palabras clave que te permitan desarrollar tus respuestas de una forma un poco más espontánea

Si tienes dudas sobre la pronunciación de alguna palabra, puede serte útil la herramienta de “Escuchar” de Google Traductor. Solo tienes que escribir la frase con las palabras que te generan dudas y hacer clic en el icono del altavoz para escuchar cómo se pronuncia de manera correcta en inglés. 

El 91% de las personas que han practicado antes de una entrevista de trabajo sienten que les ha ayudado a hacer una mejor entrevista, según el estudio de Maurer y Solamon, “The Science and Practice of a Structured Employment Interview Coaching Program”.

Pero, ¿cuáles son las preguntas más típicas en las entrevistas?

a. Tell me something about you

Después del saludo, normalmente las entrevistas se inician con la misma pregunta, cuéntame un poco sobre ti, donde tienes que hablar de ti mismo: tu experiencia, formación, habilidades, etcétera. 

Esta puede parecer la parte más fácil, es algo que todos hemos practicado en inglés, pero debes evitar iniciar la entrevista con las típicas frases básicas. Intenta sacar todo tu potencial desde el principio y demostrar tus habilidades con el idioma, por ejemplo, usando vocabulario más específico y profesional.

b. Why do you want to work with us?

Cuando te preguntan por qué deberían contratarte o por qué quieres trabajar con ellos, debes centrar tu respuesta en lo que tú puedes aportar a la empresa, no en lo que la empresa puede aportarte a ti. 

Para prepararte esta pregunta, es importante conocer bien a la compañía, ya que tu respuesta debe incluir cómo puedes contribuir a la empresa, destacando de una forma más específica qué conocimientos, experiencias y/o rasgos de tu personalidad encajan mejor con lo que la empresa está buscando, teniendo en cuenta su filosofía de trabajo.

El 38% de los responsables de recursos humanos afirma que saber poco o nada sobre la empresa es el error más común que cometen los candidatos durante las entrevistas, según una encuesta de Accountemps. Por ello, es importante hacer una investigación previa e incluir algún dato concreto que conozcas sobre la empresa en tu respuesta.

c. What is your greatest strength?

Antes de ir a la entrevista tienes que tener claro qué perfil profesional están buscando, cuáles son los valores de la empresa, y, en resumen, qué tipo de persona desean incorporar. Por ejemplo, puedes informarte a partir de los perfiles y la formación de los empleados que están en un puesto similar, viendo el perfil de la empresa y su imagen corporativa y buscando qué transmiten a partir de su página web.

Esto te será útil cuando te pregunten cuáles son tus cualidades, es decir, cuando llegue el momento de venderte a ti mismo. Principalmente, se trata de mencionar aquellas cualidades que tengan relación con el perfil de la vacante. También es una buena opción explicar lo que decían de ti tus anteriores jefes o compañeros de trabajo, siempre y cuando te favorezca.

También te sugerimos tomar en consideración las habilidades más demandadas para el puesto de trabajo al que deseas optar, para identificar cuáles posees y mencionarlas. Por ejemplo, capacidad creativa y de innovación(creativity and innovation), habilidades de comunicación (communication skills) o liderazgo (leadership). 

Te sugerimos empezar resaltando una de tus fortalezas usando adjetivos fuertes como extremely, excellent, fascinating o absolutely

d. What is your greatest weakness?

Otra pregunta muy típica tiene que ver con cuáles son tus debilidades. En este punto es muy importante conocerse a uno mismo y ser sincero; nadie es perfecto. Aunque el 95% de las personas piensa que realmente se conoce a sí mismo, un estudio de Harvard Business Review revela que solo el 10-15% se conoce de verdad. Por lo tanto, si eres sincero y demuestras ser consciente de tus debilidades, puedes usar esta pregunta para demostrar que estás en este 10%. 

No te recomendamos mencionar tus debilidades sin más, sino convertirlas en algo positivo. Por ejemplo, si tardas mucho en terminar una tarea, no digas que eres una persona lenta, sino que a veces tardas en finalizar una tarea porque quieres que salga bien y la repasas varias veces.

e. Why should we hire you?

“Por qué deberíamos contratarte” es una de las preguntas clave que debes preparar a conciencia. Como hemos dicho anteriormente, es importante conocer la empresa para relacionar las respuestas de la entrevista con su filosofía y valores, y, en este caso, es imprescindible conocer perfectamente qué hacen, cuál es su producto o servicio y cuál será tu función si consigues el trabajo. 

Para poder responder correctamente te recomendamos mencionar unas tres áreas profesionales del puesto vacante en las que seas experto, explicar por qué encajas en cada una de ellas, incluyendo ejemplos, y finalizando con un breve resumen de lo que podrías aportar a la empresa. 

2. Haz una lista con las posibles preguntas que podrían salir

Además de las preguntas frecuentes que acabamos de explicar, también es importante pensar en posibles preguntas relacionadas con los requisitos del puesto de trabajo al que queremos optar.

Te recomendamos leer la descripción de la oferta de trabajo y tomar nota de las credenciales que quieren. Seguidamente, anota tus habilidades y logros para poder citarlos durante la entrevista, juntamente con ejemplos específicos que hagan resaltar tus capacidades profesionales.

3. Muestra interés

Cualquier empresa querrá saber si estás realmente interesado en ella, por lo tanto, es importante conocerla en profundidad: su producto o servicio, sus clientes, sus valores, etc.

Esto te servirá para causar una buena impresión al entrevistador y demostrar tu interés tanto en el puesto de trabajo como en la empresa. Según el estudio “Job interview statistics”, 5 de cada 10 empleadores rechazaría a un candidato si este no se muestra entusiasmado. 

4. Usa el storytelling durante la entrevista

El storytelling es el arte de contar historias, y, de cierto modo, venderlas. Consiste en comunicar ideas buscando la empatía del receptor – es decir, que se sienta identificado con lo que cuentas – realizando un discurso convincente que genere sentimientos.

En el storytelling es importante ser sincero e incluir un contexto para involucrar al oyente – en este caso el entrevistador/a – con la historia que le vas a contar, para que pueda imaginarse la situación.

¡Hay muchas posibilidades! Aquí tienes algunas ideas:

  • Enfocar tu discurso en tareas cotidianas que realizabas en tu anterior trabajo e incluir ejemplos de situaciones que resolviste con éxito.
  • Incluir números y cifras para que los datos sean más accesibles.
  • Empezar con una frase curiosa o sorprendente para captar la atención del entrevistador. 

Por ejemplo, piensa en cómo contarías la historia de cómo gestionaste una situación de crisis con tu equipo o empresa.

5. Aprende vocabulario específico

Es recomendable que cuando vayas a preparar tu pequeño esquema sobre las preguntas frecuentes y tu presentación, pienses en el vocabulario clave que hará que tu nivel de inglés suba. En vez de usar palabras básicas, intenta buscar sinónimos y utilizar “phrasal verbs” para demostrar que dominas el idioma. 

Una vez tengas claro todo lo que podrías decir durante la entrevista, haz un glosario concreto relacionado con la empresa, palabras que puedas necesitar para hablar de su sector, sus valores, filosofía, producto…

6. Presta atención a las preguntas

Dado que se trata de una entrevista en un idioma que no hablas en tu día a día, muchas veces nos ponemos nerviosos y no nos concentramos en las preguntas. Hay que poner los cinco sentidos en lo que el entrevistador está preguntando, para poder responder correctamente.

Si una de las preguntas no la has entendido, es mejor preguntar si puede repetirla que confundirse y responder algo que no esté relacionado con la pregunta.

Errores comunes

1. Usar jerga informal o cometer errores de gramática básica

Es normal que durante la entrevista estés nervioso, pero si has practicado todas las posibles preguntas y las más frecuentes, verás que te resultará mucho más fácil formular las frases. 

Todo el mundo puede cometer un error hablando, pero recuerda que en esta entrevista no sólo es relevante tu trayectoria, sino también demostrar que tienes un buen nivel de inglés. Así que ¡a practicar, practicar y practicar!

2. No tener contacto visual con el entrevistador

Si no miras a los ojos al entrevistador parecerá que no tienes interés en el puesto de trabajo. Además, no tendrás la oportunidad de crear un vínculo emocional con el entrevistador que aumente el recuerdo del encuentro.  

Según la compañía Quantified Impressions, las personas deberían utilizar el contacto visual entre el 60% y el 70% del tiempo para crear una sensación de conexión emocional.

3. No usar un tono correcto durante la entrevista

Cuando una persona está hablando puede jugar con su tono para transmitir cómo se siente. Por lo tanto, cuando respondas al entrevistador te sugerimos usar un tono positivo y amigable.

Como hemos mencionado anteriormente, el lenguaje no verbal es muy importante; el 38% de la comunicación se basa en el uso de la voz. Por lo tanto, tienes que intentar usar un tono adecuado, variando la potencia de la voz para crear un discurso atractivo y llamativo. 

Además, recuerda sonreír, ya que ayuda a relajar la tensión, mejorar el ambiente entre el entrevistador y tú y generar empatía.

4. Pronunciar mal el nombre de la empresa

En algunas ocasiones las empresas tienen nombres difíciles de pronunciar. Sin embargo, una mala pronunciación del nombre de la compañía por parte del entrevistado puede crear una situación incómoda. 

Te recomendamos practicar en voz alta su nombre, y si no sabes cómo pronunciarlo, puedes buscar algún video en su web o sus redes sociales donde lo pronuncien, y así imitarlo hasta que te salga igual.

Si pones en práctica estos trucos y te preparas bien, verás que no tardarás en superar con éxito una entrevista de trabajo en inglés. ¡Ánimo y a por todas!

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo con tu red!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp