8 Claves para una entrevista de trabajo online exitosa

Es muy común realizar la primera entrevista de trabajo de forma virtual. El 85% de los responsables de recursos humanos han recurrido a las entrevistas en vídeo como consecuencia de la pandemia, según un informe de Lever. 

Por ello, es importante saber cómo prepararse para una entrevista de trabajo online. Piensa que será la primera vez que tendrás contacto visual con el responsable de recursos humanos y que las primeras impresiones son cruciales en un proceso de selección. Como dijo Will Rogers, humorista, comentarista y actor estadounidense:

“Nunca tienes una segunda oportunidad para causar una primera impresión.”

Así que toma nota de los tips que te mostramos en este artículo.

Entrevistas online, cada vez más usadas

Las entrevistas de trabajo online son muy comunes, ya que las organizaciones y compañías están contratando a personas de diferentes países, sin importar donde vivan. Esto se debe a la implantación, cada vez más frecuente, del teletrabajo.

Esta internacionalización de las empresas también ha provocado que muchas de ellas hagan entrevistas virtuales en inglés. Para superar con éxito una entrevista de trabajo en inglés debes prepararla con mucho tiempo.

Este formato de entrevista ha venido para quedarse; el 54% de los reclutadores dice que continuará usando entrevistas virtuales todo el año académico, según un estudio Job Outlook 2021. Así que ¡ya no hay excusa para no prepararse a conciencia para una entrevista online!

Puedes aprovechar la entrevista virtual para mostrar a la empresa tus capacidades y cualidades como profesional, sobre todo si optas por un empleo en remoto, ya que los reclutadores podrán ver instantáneamente cómo te desenvuelves haciendo reuniones y organizándote desde casa. 

Algunas de las habilidades más demandadas que puedes demostrar online son:

  • Autoliderazgo
  • Habilidad de comunicación
  • Iniciativa

No dejes nada al azar y prepárate bien la entrevista virtual. El 65% de los profesionales de recursos humanos coinciden en que la impresión que causes online es tan importante como en persona, según un artículo de LinkedIn. 

A continuación, te damos 8 claves para que tu entrevista de trabajo online sea todo un éxito:

1. Crear un entorno ideal para la entrevista

El espacio donde se desarrollará la entrevista online es muy importante. Cuando vas a una entrevista presencial no esperas que la sala esté oscura, ni que haya distracciones, por lo tanto, ¿por qué no debería ser igual el espacio donde harás la entrevista online?

Cuando busques el sitio, debes tener en cuenta la iluminación, el fondo que aparecerá, la conexión a internet y el mobiliario.

El fondo debería ser lo más neutro posible, sin muchos muebles. Por ejemplo, una pared blanca o gris con un escritorio y una silla. Si no tienes ninguna pared lisa o espacio neutro, puedes añadir un fondo de manera virtual con la plataforma donde se hará la entrevista – por ejemplo, en Skype hay varias opciones. – Te recomendamos usar estos filtros como última opción, primero intenta buscar un espacio agradable y neutro. 

Con estas plataformas también puedes desenfocar el fondo. Es una buena opción si tienes algún mueble que no puedes mover, ya que el espacio debe mostrarse ordenado y sin una gran cantidad de objetos que puedan distraer. 

Si, por otro lado, vives acompañado, es importante avisar a tus compañeros o familiares para que no hagan ruido ni entren en la habitación donde harás la entrevista.

Te recomendamos que hagas una prueba de la posición de tu ordenador o webcam, para comprobar qué es lo que verá el entrevistador. Cuando ya tengas preparado el set, puedes hacer una videollamada con un amigo o familiar para asegurarte de que se te ve correctamente, dispones de buena luz y no hay ninguna distracción en el fondo. 

La impresión que tenga el responsable de recursos humanos cuando te vea por primera vez en la entrevista es crucial, ya que el 33% afirma saber si va a contratar a alguien o no en los primeros 90 segundos de la entrevista, según nos muestra el informe de Classes and Careers. 

Si no puedes seguir alguna de las recomendaciones que hemos comentado anteriormente, porque no tienes buena luz o no dispones de un espacio privado, te recomendamos reservar una sala en la biblioteca pública. Estas son privadas, con ordenadores y, muchas, con luz natural. 

2. Dominar la tecnología; no dejar que te domine a ti

La entrevista online no solo es un formato de entrevista, sino que también puede ser una evaluación de las habilidades tecnológicas del candidato. Por lo tanto, debes controlar todos los aspectos tecnológicos, desde los más básicos, como la conexión a internet, hasta los más avanzados. 

En primer lugar debes conocer la plataforma con la que se realizará la entrevista. Si no dispones de una cuenta, créala y empieza a indagar cómo funciona. 

En las entrevistas que se realizan con plataformas como Google Meet o Zoom, normalmente el responsable de recursos humanos te enviará un código, invitación o enlace para poder acceder. Para poner el código debes seleccionar el apartado “unirse a una reunión”, y luego te aparecerá el hueco para añadirlo, así como tu nombre y/o correo electrónico.

En el caso de Zoom, deberás añadir el ID de la entrevista o el nombre del enlace en la cajita donde pone “Join”.

En Google Meet debes introducir en el campo de texto el código que te habrán dado previamente. Con esta plataforma también puedes acceder a la entrevista directamente a través de un enlace.

Si para la entrevista usas una cuenta personal, como, por ejemplo, una cuenta de Skype, debes asegurarte de que tienes un nombre de usuario y una foto profesional. Si no es así te recomendamos cambiar el nombre o crear una nueva cuenta para hacer las entrevistas de trabajo.

Es muy común tener algún problema con la tecnología, por eso normalmente el entrevistador te dará un plan B, por si algo no llega a funcionar. Si cuando concretas la entrevista no te comentan ninguna alternativa, deberías preguntar cuál es su número de teléfono o cómo podrías contactar con el entrevistador en caso de que hubiera algún problema con la conexión. Durante la entrevista ten a mano el teléfono móvil, en silencio, por si hubiera cualquier imprevisto.

Te aconsejamos que 20 minutos antes de la entrevista hagas una prueba de sonido y vídeo, por ejemplo, haciendo una simulación con un amigo, para poder solventar cualquier problema tecnológico con tiempo. 

3. Cuidar tu postura y movimientos

Debes controlar la postura y los movimientos durante la entrevista, ya que la comunicación no verbal es esencial. Ten en cuenta que el 55% de la comunicación recae en el lenguaje corporal, cómo nos muestra el estudio de Mehrabian y Ferris.

Una vez has decidido el espacio donde tendrá lugar la entrevista, coloca la cámara, tanto si está integrada en tu portátil como si es una webcam independiente, de forma que se te vea la cara, un poco de torso y los brazos. Así podrás usar las manos para gesticular y mejorar la comunicación.

Ten en cuenta tu postura durante la entrevista; el 20% de los entrevistadores dice que los candidatos que se sentaron con los brazos cruzados durante las entrevistas no fueron considerados para el puesto, debido a que este gesto refleja su actitud hacia el puesto, según un estudio de Employment & Training.

Una buena manera de ver tus expresiones durante la entrevista es que realices un ensayo grabándote y simulando cómo responderías a las posibles preguntas. Así podrás ver los movimientos que haces, los gestos de tus manos, posibles tics nerviosos o muletillas que deberías intentar controlar.

Cuando hables durante la entrevista, te recomendamos mirar directamente a tu cámara para que el entrevistador tenga la sensación de que le estás mirando a los ojos. Estaría bien que tu cámara estuviera a la altura de tus ojos, así tendrás una postura más recta. Mantener el contacto visual con tu interlocutor puede ayudar a que este perciba de ti una mayor inteligencia, según un estudio de Personality and Social Psychology Bulletin. 

Te aconsejamos poner un post-it de color llamativo justo detras de la cámara, para que con los nervios no se te olvide mirar directamente hacia ella. El 65% de los entrevistadores dicen que los candidatos que no lograron establecer contacto visual no obtuvieron el puesto que estaban solicitando, nos indica un estudio de Employment & Tranining. 

Cuando te esté hablando el entrevistador debes estar atento a tus expresiones faciales, te sugerimos que asientas y sonrías para mostrar tu interés y no parecer rígido. 

4. Identificar el código de vestimenta de la empresa

Uno de los principales objetivos de la entrevista es mostrarte en todo momento como un profesional. Por ello te recomendamos que te vistas como si fueras a hacer la entrevista de manera presencial. En el 55% de las empresas se requiere un código de vestimenta casual-elegante para las entrevistas, en el 26% formal y en el 19% no se requiere ningún código, según una encuesta de Job Description Library. 

Otro aspecto a tener en cuenta es el uso de los colores; siempre es mejor usar tonos neutros, para no llamar mucho la atención y no distraer al responsable de recursos humanos. 

La vestimenta también interviene en el momento de causar una buena impresión. A una persona le puede llevar entre 1 y 10 segundos formarse una impresión con respecto a características como la confiabilidad y la competencia del entrevistado, y rara vez cambia más adelante, según un artículo de Association for Psychological Science.

Si no sabes cómo vestirte para la entrevista de trabajo, puedes buscar fotografías de los trabajadores de la empresa, de cuando están trabajando, y seguir su estilo. La mayoría de las empresas tienen una política de código de vestimenta: el 40% aplica una política de estilo “elegante informal”, según una investigación de XpertHR. 

Si no sabes cómo vestir y no encuentras ninguna referencia en las fotografías de la empresa, te recomendamos vestir de manera arreglada pero informal, sin dejar atrás tu estilo personal. ¡Así seguro que aciertas!

5. Cuidar la calidad del sonido

Al tratarse de una entrevista de trabajo online, tienes que hablar de manera clara y vocalizando, para que puedan entender todas las respuestas. Debes asegurarte de que el micrófono que utilizarás durante la entrevista sea del ordenador o uno externo, funcione bien y se te oiga correctamente. 

Si haces la entrevista por Skype, puedes comprobar si el micrófono funciona desde la configuración de la misma plataforma:

Si usas un micrófono externo, auriculares o uno integrado en el ordenador, cuando hagas la prueba de la entrevista te recomendamos que modifiques su sensibilidad a través de la configuración de sonido de tu ordenador o varíes tu distancia con el micrófono hasta encontrar el espacio idóneo con el que se te escuche a un volumen correcto, sin chasquidos ni demasiado flojo. 

6. Comunicar con eficacia

Es importante responder con seguridad y tener claro lo que vas a decir. El 40% de los entrevistadores afirman que la calidad de la voz de un candidato y su confianza general puede marcar la diferencia entre obtener un puesto de trabajo o no, según un estudio de Employment & Training. 

Durante la entrevista, antes de responder a las preguntas, asegúrate de que el entrevistador ha acabado la pregunta y procura no interrumpirle. Puedes dejar un margen de unos 3 segundos antes de intervenir, así sabrás que ya ha finalizado su pregunta.

Cuando respondas puedes jugar con la voz para marcar el final de las respuestas y que al entrevistador le quede claro cuando has terminado, por ejemplo, pronunciando la última frase con un tono más grave.

7. Preparar la entrevista como si fuera presencial

Según un estudio de LinkedIn, el 50% de las personas afirma que les falta confianza ante una entrevista de trabajo. Te recomendamos que para poder sentirte seguro/a durante la entrevista virtual, te la prepares con antelación.

Al igual que en cualquier entrevista de trabajo, es importante preparar las posibles preguntas y conocer bien a la empresa para así poder responder cualquier cuestión sin dudar. 

Te aconsejamos que antes de la entrevista utilices Google y las redes sociales para investigar la empresa, su entorno, filosofía y valores, sus estadísticas en producción, su crecimiento, el sector, sus clientes, etcétera. Así podrás utilizar los datos en tus respuestas y demostrar tu interés en unirte a su equipo. 

Las preguntas más repetidas son:

8. Aprovechar las ventajas de estar en casa

El 43% de los candidatos opina que las entrevistas por vídeo les causan más estrés que las presenciales, según datos de LinkedIn. 

Sin embargo, el hecho de estar en casa te da ventajas, como, por ejemplo, que el entrevistador no puede ver nada de lo que hay detrás de la cámara o incluso en la mesa. Por lo cual puedes aprovechar para dejar ahí algunos apuntes que puedan ayudarte. 

Puedes dejar escritos post-its con palabras clave de la empresa, con cifras relevantes que quieras mencionar durante la entrevista o frases tipo que te ayuden con tu inspiración para que no pierdes el hilo del discurso. Estos apuntes te ayudarán a disminuir los nervios previos a la entrevista.

Ten en cuenta que tampoco es bueno tener muchos papeles delante porque podrías liarte y distraerte. Estos papeles solo deberías usarlos en caso de que te pierdas o para ver rápidamente un número o palabra sin tener que leer para entenderlo. 

Parece que ya lo tienes todo preparado… ¿algo más a tener en cuenta?

¡Sí! Antes de la entrevista, prepara una copia de tu CV en formato PDF por si el entrevistador te lo pide, así lo podrás adjuntar rápidamente. Y una vez terminada la entrevista, te aconsejamos enviar un mensaje de agradecimiento a tu entrevistador. Puedes darle las gracias por su tiempo y por darte la oportunidad. Con este gesto demostrarás ser educado/a y humilde y reforzarás tu interés en el puesto de trabajo.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo con tu red!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp