Ventajas del reclutamiento de talento internacional

El talento internacional es un activo cada vez más valorado por las principales empresas. La globalización ha llegado a todas las facetas de las organizaciones y los mercados, incluida la productividad.

En consecuencia, la cantera de profesionales atractivos se ha extendido a cualquier país del mundo. Lo importante ya no es la procedencia, sino la capacidad para aportar valor a tu empresa de los posibles fichajes que realices. ¿Quieres saber por qué es tan positivo incorporar talento del extranjero? Te lo contamos.

RECLUTAMIENTO-DE-TALENTO-INTERNACIONAL

La situación de partida

Las distancias mundiales se han acortado. El teletrabajo hace posible aportar valor a las organizaciones desde lejos y las telecomunicaciones permiten estar en contacto permanente.

Además, las personas tienen cada vez menos frenos para desplazarse a trabajar fuera de sus países de origen. Los integrantes de las generaciones millennial y zeta priman la calidad de vida, el bienestar y la felicidad frente a otras consideraciones.

Cada vez más empleados extranjeros trabajan en empresas europeas

Actualmente, el talento está más dispuesto a migrar y trasladarse allí donde las oportunidades laborales, y vitales, les resultan más atractivas. También valora el trabajo a distancia como especialmente positivo.

Además, la demanda de mano de obra extranjera está aumentando en toda Europa y EE.UU.

La realidad es evidente: la mano de obra foránea, cuando va a acompañada de talento, es una fuerza capital para tu empresa. ¿Analizamos sus ventajas?

Por qué se está internacionalizando el talento

El trabajo en remoto y la evolución de las herramientas para trabajar online han revolucionado la concepción del trabajo cotidiano. Hoy en día, tu empresa puede reclutar a los mejores empleados allí donde se encuentren. Y no solo eso, ni siquiera necesitas que residan en tu país para disfrutar de su talento.

Al mismo tiempo, ante la exigencia creciente de la capacitación de los especialistas necesarios por las empresas, se complica la localización de los perfiles idóneos. A menudo, cuando los encuentras, sus exigencias económicas se disparan por la gran demanda existente. Mirar al extranjero es, entonces, una alternativa lógica. La internacionalización del talento se convierte, de inmediato, en una prioridad y una solución.

Sus ventajas se perciben enseguida, así como las nuevas exigencias que es necesario afrontar y resolver al respecto.

Decálogo de ventajas al contratar talento internacional

Lo que inicialmente nació para responder a una demanda insatisfecha de personal cualificado en los mercados laborales nacionales ha derivado en grandes beneficios organizacionales.

Reclutar talento internacional es una fuente de ventajas a la que no debes renunciar

El reclutamiento internacional ha demostrado su valía e impulsado nuevas oportunidades y fortalezas para las empresas. Esta enumeración descriptiva te permitirá entenderlo rápidamente.

1. Nuevas posibilidades de expansión global

Los nuevos profesionales tienen contactos, experiencias y relaciones internacionalizadas. Como consecuencia, al trabajar en la empresa aportan esas vivencias y conexiones al ámbito corporativo. El resultado es que surgen nuevas oportunidades de colaboración, contratación y acceso a mercados que hasta entonces resultaban inaccesibles.

De hecho, contratar a un arquitecto sudafricano para desarrollar proyectos de construcción en España puede terminar abriendo las puertas a licitar allí otros proyectos.

2. Mejor conocimiento de los diversos mercados

Asimismo, las visiones miopes o etnocéntricas se diluyen en las empresas con profesionales oriundos de otros países. A menudo, cuando una empresa aterriza en mercados extranjeros, le cuesta entender su funcionamiento y sus normativas. Los profesionales nativos aportan su mirada más natural y favorecen la comprensión y su adecuada interpretación.

¿Quieres exportar a China? Te resultará muy difícil lograrlo si no cuentas con autóctonos capaces de allanar el camino y explicarte cada paso. Las diferencias culturales son un gran freno que se desactiva mejor desde dentro. Además, las investigaciones son más precisas y los desaciertos se reducen.

3. La diversidad aumenta la creatividad

La diversidad se enriquece mutuamente. El contacto con nuevos estilos, concepciones culturales y maneras de entender la vida o el trabajo fomenta la creatividad, la productividad y el rendimiento. La inclusión trae de la mano la adopción de nuevas ideas y enfoques.

Cuando una ONG multinacional incluye en su equipo directivo a asiáticos y africanos, además de a los europeos, surgen nuevas maneras de abordar los retos.

La creatividad y la inspiración aumentan con la diversidad

4. Se multiplica la productividad

¿Te gustaría mantener tu empresa operativa las 24 horas del día? Piénsalo bien, cuando tienes a profesionales trabajando en diferentes puntos del planeta, te acercas mucho a ese propósito.

Considerando los husos horarios aplicables, esos equipos mantienen un flujo de trabajo ininterrumpido durante casi todo el día: siempre tienes un equipo de guardia en acción.

5. Ampliación de la cantera de talento

Vas a encontrar una mayor oferta de perfiles profesionales si tu ámbito es el mundo, en vez de tu país. Las habilidades, los conocimientos y las experiencias que pueden venir bien a tu empresa se encuentran repartidas por todo el planeta. ¡Ábrete a ellas!

Piensa en el fútbol profesional; es un magnífico referente. Cuando el mercado de buenos laterales izquierdos, siempre limitado, está yermo en el fútbol español, se buscan estos jugadores en otros países. Así es posible encontrar un futbolista acorde a las necesidades.

6. Proyección de marca deseable

La internacionalización profesional es un sello diferencial que se valora de modo positivo. La apertura de miras, el carácter global y el enfoque actualizado refuerzan el posicionamiento como marca global, moderna y atractiva. Los empleadores que miran hacia el talento mundial se benefician de esa percepción renovada tanto en sus mercados nacionales como internacionales. Esto ayuda a retener el talento, a captarlo e, incluso, a tener más oportunidades comerciales y empresariales.

Las marcas modernas trascienden las fronteras comerciales y laborales

Así, una productora que recluta a directores, técnicos o actores internacionales, adquiere un mayor atractivo para las plataformas y cadenas mundiales.

7. Tentáculos locales más poderosos

En la misma línea ya comentada, las personas nativas favorecen la expansión del negocio en todo el mundo. Conocen las leyes, los contactos y los protocolos aplicables a los procedimientos comerciales o de empresa. Por supuesto, el dominio natural del idioma y las costumbres favorece la adecuación a cada nuevo mercado local.

Si tu objetivo es exportar jamón ibérico a un país exótico, conocer las preferencias y los hábitos gastronómicos de sus ciudadanos es fundamental. Nadie mejor que uno de ellos, trabajando en tu organización, para identificarlos y compensarlos.

8. Clima laboral más motivador y satisfactorio

Los profesionales actuales, sobre todo los de las generaciones más jóvenes, valoran la experiencia vital de modo prioritario. Trabajar en una organización global, internacionalizada y flexible ofrece grandes atractivos a estos profesionales. Resulta mucho más estimulante reunirse con colegas o colaboradores de otros países. Además, supone la posibilidad de viajar y de abordar proyectos internacionales. A efectos de motivación y compromiso, resulta más que positivo.

Por ello, optar por la captación y el aprovechamiento del talento internacional es un estímulo para toda la plantilla. Se convierte en una gran fuente de satisfacción laboral, fomenta la motivación, la buena elección y la retención del talento. Sin duda, los profesionales de nivel a los que intentes convencer para incorporarse a tu organización, lo tendrán más claro si su plantilla está globalizada.

9. Impulso a una estrategia más verde

En tiempos de compromiso ecológico y enfoque sostenible como prioridad en las empresas, este planteamiento es un apoyo importantísimo. Vas a reducir costes si avanzas en el trabajo a distancia frente a la presencia física. No ir a la oficina, por ejemplo, reduce el gasto de combustibles fósiles de manera radical en tu empresa.

10. Menos costes al contratar

Esta consecuencia es muy fácil de entender. En primer lugar, al aumentar la oferta de solicitudes, es más sencillo dar con el candidato idóneo y evitar costosos errores. Se calcula en un aumento del 3000 % las tasas de solicitud ante los trabajos remotos o a distancia. Tu capacidad de elección aumenta muchísimo.

Además, piensa en todos los gastos de transporte, dietas, mudanzas, tiques de restauración, etc., que vas a ahorrarte. Además, ese trabajo a distancia se pone en marcha de inmediato, sin necesidad de tener que adecuar un espacio físico ni de integrar al profesional.

Contratar en el extranjero es, asimismo, una fuente de ahorro

Nuevas exigencias de la gestión internacional de recursos humanos

No seríamos rigurosos si obviáramos que reclutar talento mundial genera nuevas exigencias y obligaciones. Más allá de gestionar la movilidad internacional de los trabajadores, si procede, hay que abordar otros posibles retos:

  • Facilitar su integración y adaptación al trabajo en un entorno y una cultura ajenos.
  • Formar y agilizar la transición entre modelos de negocio diferentes entre países distintos.
  • Minimizar las interferencias y los desencuentros de idiomas.
  • Formar sobre los aspectos legales.
  • Gestionar las posibles motivaciones alternativas.
  • Definir el tipo de trabajo que desempeñar con arreglo a las diferencias entre los países.
  • Enseñar los desempeños y las pautas propias de trabajo.
  • Facilitar el trabajo y la cohesión en equipo.
  • Concretar la política salarial según las distintas realidades entre los países.

Plan de actuación para la dirección de recursos humanos

En realidad, las funciones de la gestión internacional de los RR. HH. no difieren demasiado de la nacional. Solamente es necesario hacerlo de acuerdo a esa nueva dimensión global.

Si esta es tu labor, tendrás que:

  • Seleccionar al personal. La prospección de candidatos y su elección de acuerdo a su capacidad objetiva se complica. Ahora debes considerar también la adaptabilidad según sus procedencias.
  • Formar a los trabajadores. A la formación técnica deberás sumar los conocimientos precisos para facilitar el aterrizaje cultural. Conseguir la adaptación inmediata suele ser algo más complejo.
  • Impulsar el desarrollo profesional. A la hora de asignar proyectos, formar equipos y gestionar la movilidad, debes tener en cuenta este factor. La diversidad exige una concentración y un análisis mucho más exhaustivos y complicados.
  • Remunerar a los trabajadores. Debes aplicar una política justa que considere las diferencias económicas entre los países de procedencia. Y, por supuesto, incluir las medidas de salario emocional acordes a cada situación. Sin duda, es fundamental erradicar de raíz las comparaciones.

Recuerda que en ISPROX te damos la posibilidad de contratar talento internacional en condiciones óptimas. Trabajamos con absolutas garantías: el proceso no termina hasta que estás satisfecho al 100 % con el candidato elegido. Además, no te exigimos exclusividad y te acompañamos de manera personalizada durante todo el proceso. Contacta con nosotros y encontraremos el perfil que necesitas allí donde se encuentre.

Talento mundial, una puerta abierta a la mejora global

¿Quieres dar un impulso de competitividad y productividad a tu organización? Abrirte al talento internacional es una posibilidad real de mejora y acceso a incontables oportunidades. Supone, eso sí, un cambio de paradigma y un rediseño de la concepción corporativa integral. En cualquier caso, te ofrece gran cantidad de ventajas que te permitirán acceder a nuevos mercados, abaratar costes, mejorar tu imagen y competir mejor. ¡Permítenos ayudarte!

¿Te resultó interesante este artículo? ¡Compártelo con tu red!