Los procesos de selección se han convertido en una gran responsabilidad para los departamentos de recursos humanos, disponer de un buen método de selección evitará errores en las malas contrataciones, en la credibilidad y en el prestigio de la empresa.

Es difícil calcular exactamente los costes económicamente hablando que afectan a la empresa, ya que influyen varias variables como pueden ser:

  • Un clima laboral negativo: Supone un impacto en las relaciones interpersonales de los trabajadores, lo que hace generar un malestar entre compañeros y consecuentemente una más baja productividad.
  • Pérdida de productividad: Es normal que en las nuevas incorporaciones se pierda notablemente la productividad, se debe avanzar escalonadamente, diseñando una curva de aprendizaje compatible con la rentabilidad.
  • Aumento de la rotación: El cambio constante de personal puede provocar una mala imagen de la empresa y poca motivación para los trabajadores.
  • Falta de Confianza: La confianza de los propios trabajadores de la empresa e incluso de clientes y proveedores puede disminuir, debido a esta inestabilidad.

Todo lo anterior se traduce en pérdidas económicas, coste elevado para la empresa que transformará el proceso de selección en un punto importante para el camino al éxito.

Podemos evitar las malas contrataciones siguiendo un buen método de selección, aprovechando herramientas innovadoras y con expertos en la materia como hacemos en Isprox, donde remarcamos la importancia en realizar tests de personalidad y motivación, para así conocer con más profundidad a los candidatos, y facilitar y ayudar a la empresa a evitar estos costes, ya que partirán de información avanzada sobre las personas.

Finalmente dejamos unas estadísticas para recalcar la importancia del proceso de selección: (Fuente: Infojobs)

  • Expertos afirman que el coste puede llegar a ser equivalente al doble de un salario anual.
  • El 70% de los directores de RR. HH. asegura haber contratado a algún candidato que no cumplía con las expectativas.
  • El 90% afirmen que a les resulta difícil identificar y reclutar candidatos cualificados.
  • El 38% de las empresas consideran «las prisas para ocupar el puesto Vacante» como causante de una mala contratación.
  • El 41% de las empresas consideren el coste de una mala contratación en 25.000 €, el 25% lo estima en 50.000 €.