Reorganizar los procesos de trabajo y adaptar las competencias de los equipos a un entorno cambiante, incierto y en el que lo digital ha adquirido un protagonismo de primer nivel, serán claves en la nueva era empresarial surgida tras el Covid-19.

La nueva normalidad que da paso debido a la pandemia del coronavirus afecta también a las empresas que, además de tomar medidas de prevención frente a un posible contagio, deberán replantear sus estrategias para adaptarse a un entorno más VUCA que nunca.

«Las empresas se enfrentan siempre a la necesidad de innovar, incorporar las tendencias del mercado y contar con el talento adecuado para hacer frente a sus retos de negocio, ahora más que nunca tienen el desafío de jugar bien sus cartas para poder salir triunfantes de este nuevo tablero de juego en el que muchas de las reglas han cambiado» explica el director de Personas y Organización de Watch&Act, Ángel Luis Gilsanz. En este sentido, los empleados son un elemento clave de las organizaciones y en este nuevo escenario lo son mucho más, si cabe.

Por ello,una gestión de equipos acertada es vital en el proceso de reorganización y reestructuración que muchas empresas están acometiendo para prepararse internamente de cara a la era post Covid-19.

Se plantea 6 aspectos clave a tener en cuenta:

  1. Ajustar los procesos organizativos

La experiencia vivida en los últimos meses y la incertidumbre de lo que esté por venir obliga a las empresas a consolidar nuevas estrategias de digitalización y automatización, para lo que se hace necesario un ejercicio de dimensionamiento de tareas y procesos, la incorporación de herramientas que favorezcan la máxima eficiencia en estos entornos digitales y nuevos estándares adaptados a diferentes modelos de relación laboral.

 

  1. Reskilling & upskilling

Es clave que las compañías sean conscientes de cuáles son las habilidades y competencias que poseen los equipo y los gaps a cubrir, con el objetivo de fomentar procesos de reciclaje profesional (reskilling) y capacitación adicional (upskilling), y así disponer de una plantilla perfectamente cualificada, eficiente y preparada para asumir los nuevos retos de la nueva era post Covid-19.

 

  1. Nuevos modelos formativos

Para favorecer el cambio o actualización de los perfiles profesionales de los empleados, en esta nueva etapa hay que dar prioridad al denominado uLearning, o ‘ubiquos Learning‘, es decir, proporcionar a los empleados la posibilidad de un “aprendizaje a la carta”, motivo por el cual será necesario revisar las plataformas y contenidos vigentes hasta el momento.

 

  1. Gestión del compromiso

El compromiso de los empleados es fundamental. Sin embargo, ahora cobra más sentido que nunca. Con el fin de impulsar la transformación de la organización, debe ser una prioridad promover un mayor nivel de implicación de los equipos con los objetivos empresariales y la cultura corporativa.

 

  1. Humanización y personalización

Debido a la pandemia y al auge del teletrabajo, lo profesional y lo personal se ha fusionado como nunca antes. Es por eso que los aspectos personales y emocionales de los trabajadores deben ser un elemento esencial a tener en cuenta. Para ellos, hay que fomentar todo lo relacionado con la motivación, conciliación, flexibilidad…

 

  1. Inteligencia de datos

Si la analítica de datos o business intelligence ya estaba cada vez más presente en las organizaciones, las circunstancias actuales han propiciado la consolidación de la información como elemento clave en la toma de decisiones, con el objetivo de disponer de todos los datos posibles del negocio para ser capaces de mejorarlo. De hecho, es una de las áreas estratégicas que requerirán los propios perfiles profesionales especializados.

 

-Watch &Act